Harto ya de estar harto ya me cansé

Buenas querido lector, querida lectora, si es que aún sigues esperando que yo escriba algo aquí. Gracias por tu paciencia.

He leido unas declaraciones de un artista catalán que me han movido a responderle. Lo primero que me vino a la cabeza fueron los versos de un viejo tema de mi admirado Serrat: “no me siento extranjero en ningún lugar …”
Y sin embargo Albert Pla quiere que allí, justo en la tierra de Serrat yo me sienta extranjero.

Ea, pues harto de ya de estar harto de leer memeces de uno y otro color, y sin que sirva de precedente, aquí está mi respuesta:

Ciertamente hay cosas que a mí también me hacen avergonzarme de ser español. Pero amigo mío esas cosas no son exclusivas de los españoles de fuera de Cataluña. Tenemos tanto en común, mal que te pese, que lo que te produce asco a ti de lo español también lo tenéis en Cataluña.

Muchos catalanes son tan magnífica gente como muchos no catalanes. Muchos catalanes son tan hijosdeputa como muchos no catalanes. Y muchos lo son mucho más que otros dentro y fuera de uno y otro país. No sabría decirte en que lado hay más. Tú mismo demuestras ser un gran cabrón (en el sentido de mala persona, no me vayas a interpretar mal) al desear que la gente de Gijón sufra lo que dices que vosotros sufrís.

Alguien con una visión más limpia, menos nublada por el odio y el rencor, desearía lo contrario.

Amigo, veo que confundes pueblos con gobiernos. Ciudadanos con gobernantes. Y en tu error de principio radica tu respuesta visceral hacia toda una población que sufre lo mismo que tú. En Cataluña, en Bilbao, en cualquier aldea gallega, en la misma capital del reino, en el más recóndito rincón andaluz, extremeño o manchego.

Yo no quiero una Cataluña independiente, ni una Andalucía independiente, ni una Mancha independiente … Yo quiero ciudadanías independientes capaces de gobernarse y de controlar a sus gobernantes. Yo quiero gente libre que vive y se relaciona en paz. Siendo cada uno lo que es. Respetando al otro por lo que es. Compartiendo un código ético y social basado en el respeto muto. En la solidaridad. En la igualdad. En la lucha contra la injusticia. Sin fronteras artificiales.

A mi lo que me dan asco, amigo Pla, son las banderas excluyentes, los sentimientos de superioridad de unos pueblos frente a otros, los engreídos que se creen más que los demás, los hijosdeputa que piensan que pueden insultar a toda una población porque no son “de los suyos” y que sólo ven bondades en “su tribu”.

Amigo, es una pena que gente creativa se alinee con planteamientos que la historia demuestra que tienen su camino bien marcado hacia la destrucción mutua.

A mí no me da asco Cataluña. Ni tan siquiera tú me das asco, sólo me provocas pena. A mí me dan asco algunas actitudes de algunos catalanes. Y de algunos no catalanes. No creas que tu actitud se diferencia ni un milímetro de las que defiende la derechona española más rancia. Es más, no sois nada los unos sin los otros. Sois la cara y la cruz de una misma moneda. Sólo que ambos bandos os disputáis el papel de cara o de cruz según os convenga.

A mí me da asco todo lo que representa esa moneda. Ambos lados. La cara y la cruz. Tu actitud y la de los otros.

Algún día estallarán quienes os sufren, a unos y a otros.

Yo de momento me conformo con lanzar esa moneda hacia atrás, al pozo sin fondo de mis deseos. Y le pido a los dioses no volver a encontrármela, y que os fulmine. Que desaparezcáis. Que nos dejéis vivir tranquilos. Catalanistas, Españolistas y todos los naZionalistas que os creéis el ombligo del mundo.

Y sigo mi camino, tictiritero soy, con los versos de Serrat: Y para no olvidarme de lo que fuí, mi patria y mi guitarra las llevo en mí. Una es fuerte y es fiel, la otra un papel.

Y ya sabemos tú y yo amigo Plà, que nada más fuerte y más fiel para un artista  que su guitarra.

Lo otro… un papel.

Noche cubana en Jazzybar y el pajarito de Chávez

 noche cubana jazzy bar 00 copiaAnoche fui a una terraza que han montado justo al lado del yacimiento romano conocido como “finca del secretario”.  De las ruinas romanas, de la mole de edificio que construyeron sobre ellas,  y del secretario y su finca quizás hablemos algún día. Pero hoy os voy a contar lo que me ocurrió anoche.

Al margen de otras consideraciones, en la terraza se está muy bien. Es agradable sentarse en estas noches de casi verano a tomar el fresco.  Jazzy bar se llama. Y ponen buenas tapitas y raciones a precios muy razonables, excepto cuando tienen espectáculo de música en vivo. En estas ocasiones la relación calidad precio se resiente, más en los precios que en la calidad. Pero se resiente.

Ayer era uno de esos días.

noche cubana jazzy bar 010 copia

Actuaba Vanito Brown.

La noche se presentaba espectacular y para ambientar la espera nos ofrecieron unas jarras de cerveza y un plato de arroz con frijoles negros.

Yo, como suele sucederme siempre que detengo mi paso en alguno estos estos lugares cargados de historia, me imaginaba a los romanos de hace 20 siglos desparramados por allí, después de un duro día de trabajo en la fábrica de salazones. Bebiendo una jarra de vino y  contemplando el mismo cielo que yo estaba viendo.

En la mesa contigua a la nuestra había una familia que hablaba con un dulzón acento caribeño. Y justo unos minutos antes de empezar el concierto un pajarillo se vino a posar plácidamente sobre la cabeza de una señora. Como si no fuese ya sufientemente extraño el curioso aterrizaje, la señora empezó a contar que había soñado exactamente eso la noche antes:  “Que un pájaro se le posaba en la cabeza”. Y el marido, a su lado, corroboraba que se lo había contado esta mañana. Y oir a los dos, viendo al pájaro felizmente posado sobre su cabeza me resultó… ¡yo que sé lo que pensé en ese momento!

Ratito de misterio. Ratito de risas. Y como el pajarillo seguía feliz sobre aquella melena… ratito de cámaras. Hasta que alguien dijo “A ver si va a ser El pajarito de Chávez que no se quiere perder el concierto”

El animalillo nos miró, se sacudió incómodo y emprendió el vuelo.

Llegó Vanito y tras el desconcierto provocado por el pajarillo nos alegró los oídos un par de horas con su concierto. Y me olvidé del asunto. Pero esta noche he soñado con romanos, y romanas, con extrañas hierbas combinadas con arroces y frijoles, con mágicas pociones vertidas sobre jarras de cerveza, con señoras que sueñan lo que va a ocurrir, con música de tambores ancestrales cuyo sonido repetitivo y machacón te llevan al paroxismo … y con pájaros, muchos pájaros. Así que no he podido reprimir el impulso que me ha llevado a contarte todo esto. En todos los años de mi vida por esos caminos que recorro, TICtiritero soy y ando muchos, jamás había vivido algo así.

Aquí abajo tenéis las fotos del concierto.

Que es un soplo la vida. Que veinte años no es nada.

Marbella. Una espléndida mañana bien mediada la primavera. Victoria Kent duerme el sueño eterno. Las letras, las artes, las ciencias, … todas las materias que componen el saber humano la acompañan. Unos alumnos del Instituto que lleva su nombre afinan instrumentos de viento y suena el aria de Madame Butterfly. Todo es de un parduzco añejo. Todo parece tener más de un siglo.
De pronto, alegres mariposas revolotean alrededor de las viejas estatuas. Y explota la vida.
Como si de un sueño se tratara, a través de un fino velo, contemplamos el despertar de Victoria Kent que junto a las ciencias, las letras y las artes encabeza la marcha vigorosa con que alumnos, alumnas, profesoras y profesores avanzan en un organizado caos cuyo desorden aparente no eclipsa la firme voluntad de ir siempre adelante. Marcando el ritmo de los tiempos, formando(se) generaciones de jóvenes.
Al final de la avenida confluye toda la algarabía de color, movimiento acompasado y alegría desbordada.
No era un sueño. La calle retoma su color. Un viejo “tanguista” nos recuerda “que es un soplo la vida, que 20 años no es nada” y voces jóvenes cierran el homenaje “a quienes han pasado por las aulas que ahora ell@s ocupan como quizás algún día lo harán sus hijos e hijas”.
Celebramos el aniversario de una institución que en 20 años de existencia ya ha dejado una profunda huella en la ciudad.
El IES Victoria Kent.

Para celebrar esta efemérides, todo el instituto salió a la calle y realizó la puesta en escena que podéis ver en el video enlazado arriba.

Aunque lo cierto es que el mayor peso en la preparación de coreografía y ensayos con los grupos lo llevó la profesora de educación física, profesorado de distintas áreas fue aportando ideas, atrezo, montaje musical, …

El alumnado invadió y llenó el espacio público de alegría y color, sin molestar a nadie. Muy al contrario, dieron una agradable sorpresa a quienes por allí paseaban que se encontraron repentinamente inmersos en el montaje y pudieron disfrutarlo.

La grabación, realización, edición y montaje corrió a cargo de alumnado de los ciclos formativos de grado superior  de realizaciónde producción audivisual del IES Guadalpín (también de Marbella) bajo la atenta y discreta mirada de sus profes.

El cantor de jazz  prestó su voz.  Y también colaboró algún que otro asesor del CEP Marbella-Coín aunque no sé por qué motivo –Massimo– no aparece en la foto como este viejo TICiritero “curiosón” que tuvo la suerte, la inmensa suerte, de estar por allí, de formar parte de este montaje desde el mismo momento en que se empezó a gestar y sobre todo, de conocer de cerca a esta gente joven cargada de ilusiones. Es todo un lujo verlos trabajar con tanta alegría y profesionalidad que más que un grupo de estudiantes parecen un experto equipo de cualquier productora del mundo del cine o la televisión.

¡Ojalá tengan toda la suerte que merece su entusiasmo y saber hacer!

equipo grabación

Equipo de grabación, edición y montaje.

El ayuntamiento concedió los pertinentes permisos y facilitó el sonido.

“Profe” ¡Qué hermosa profesión tienes!

A ti profe.  A ti que te están machacando estos politicastros de tres al cuarto.
A ti que ves cómo tanta gente que te rodea desprecia tu valor.  Y el valor de lo que haces.
A ti que ves cómo está calando ese mensaje perverso de quienes nos (des)gobiernan gritando a los cuatro vientos que eres un vago y un maleante. Culpable,  junto con el resto de servidores públicos, de todas las desgracias que nos está acarreando la crisis.
A ti te aseguro que el tiempo, tu mejor aliado, va haciendo que tu labor cale en quienes son la esencia y meta de tus desvelos. De tu tarea diaria.
El tiempo, tu mejor aliado, va haciendo que maduren “esos locos bajitos” que a veces llegan a desquiciarte.
Y un día, de pronto, con la irreverencia y la insolencia de sus 15 años mal cumplidos, rompen la pompa, el boato y los protocolos para decirte, a su manera,  cuánto aprecian lo que has hecho por ellos.

A ti profe.  A ti te lo dedicaron.  Y a sus padres y madres.

Disfrútalo entero. Hasta el final.

#OPENCHARCA, preparando #EABE14

Este fin de semana he disfrutado del encuentro con amigos y amigas de EABE. Han sido un par de días entrañables, llenos de emoción y de ilusiones. Primer encuentro preparatorio del EABE14 que empieza a tener su ruta bien marcada de la mano de @jjmelgarejo y @jlantinolo.

Es fantástico encontarse de cuando con con tanta gente que sueña tocar el cielo y que sabe bien el terreno que pisa. Que no pierde de vista la meta, sin prisa, sin pausa. Con paso firme.

EABE14 será sin duda un gran EABE.

_MG_3081 copia _MG_3082 copia

Para ser feliz en esta vida, a veces, no hay más que mezclar los ingredientes adecuados y agitarlos suavemente. Ni mucho ni poco. Lo justo. Y saborearla, sin prisas. Como si tuviéramos la eternidad por delante._MG_3028 copia _MG_3030 copia _MG_3033 copia

Tormentilla de mayo en esta primavera que no es.

Todo listo. Los comercios, los hoteles, los hamaqueros, los chiringuitos, … todo menos el tiempo, que no acompaña. Aunque nos regala bellas imágenes.

vaya crepusculo

http://www.flickr.com/photos/tictiritero/

Gema, ojos de reina egipcia.

_MG_2865 copia

Ayer comí en casa de mis amigos PepaMassimo.  La comida, como siempre en casa de estos buenos amigos, exquisita. Y de postre,  su preciosa gata Gema, que a cada visita que hago se muestra más sociable y confiada, me regaló estas fotos.

Gema

Me gusta de los gatos su independencia, su altanería, su callada compañía, … pero especialmente me cautivan sus ojos.  Y los de Gema son espectaculares.

En este mundo que se nos va quedando triste y vacío.

Triste. Muy triste pasear por un supermercado vacío. Así nos están dejando. Así nos estamos quedando. Estantes absolutamente famélicos. Sin productos. Tristes líneas que marcan el ruinoso sendero de la globalización. Del austericidio.  De nuestra miseria.

Tristes lineas hacia la ruina¡Cuántas compras habremos hecho aquí en los últimos 2o años! Si cierro los ojos puedo ver a mis hijos, aún niños, “ayudando” a llenar el carrito, correteando por los pasillos.

Hoy no queda casi nadie que los recorra.

Señora y acompañante en la soledad del superLlevo más de 20 años comprando allí.

Me gustaba porque en él encontraba infinidad de productos de cualquier lugar del mundo.

Curioso. La globalización de la miseria que padecemos se lo ha cargado. A saber quienes se harán ricos con su cierre. A saber qué franquicia despersonalizada se instalará entre sus paredes.

Ultimos articulosVacío. Amarga metáfora de lo que nos está sucediendo. Al país. A la inmensa mayoría de ciudadanos de este país que no hace un lustro se creía el rey del mambo.

_MG_2053 copiaMe vienen a la memoria imágenes de otros lugares del mundo, de otros tiempos. Y me quedo sin palabras. Un nudo en la garganta me impide expresar lo que siento. Y me animo a empezar a dar el cambio que este blog mío me venía pidiendo hace tiempo.

Será la imagen la que vaya ocupando este espacio.

Serán mis fotos las que hablen por mí.

ON MY WAY TO EABE13 – INTERCULTURALIDAD / ATAL Y ÉXITO ESCOLAR

Quienes me conocen saben que suelo quedarme poco en los sitios. Por mucho que me gusten. TICtiritero soy y me gusta más el sendero que la estancia. Nunca me gustó “apoltronarme”. Y no lo digo como mérito. Muy al contrario, tal vez sea mi peor defecto: la inconstancia.

Ni me quedo mucho tiempo, ni suelo regresar.

Ya he comentado aquí en anteriores ocasiones, que no soy muy amigo de andar pendiente del retrovisor. Sin embargo, de vez en cuando me detengo a repasar por donde he ido, por donde ando y, sobre todo, a otear el horizonte para valorar hacia donde me están llevando mis pasos. Por si hubiera que rectificar. Por si hay que afirmarse en lo andado. Por si hubiera que desandar y volver a andar. Que en eso no me puede la pereza. Y aunque suelo ir con rumbo firme, tampoco me importa rolar de cuando en cuando.

No me desagrada el cabotaje, pero no hay nada como navegar en mares abiertos.

Y en eso andaba. Haciendo mi camino. Como mucha buena gente hacia esa cosa que ha dado en llamarse EABE 13 (Encuentro Andaluz de Blogs Educativos). Aunque ya ni es solo andaluz, ni es solo de blogueros, ni es solo un encuentro.

¿Y educativo? Bueno, para ser sinceros, a esta gente, y la conozco de cerca,  le va  la gastronomía (no hay más que ver los nombres de los nodos). Les encanta un buen plato y un buen vaso. Les va la juerga. Les va una buena reunión de amigos. Pero sobre todo, a quien se embarca en EABE le interesa “LA EDUCACIÓN”.

Así, con mayúsculas. La gente EABE es gente comprometida. Es gente innovadora. Con ganas de aprender y de compartir. De hacer de sus colegios, de sus  institutos y de sus aulas lugares mágicos donde aprender no sea un suplicio. Donde “la letra no entre con sangre”, donde aprender sea un disfrute. Y sueñan con que sus alumnos y alumnas lleguen a ser  buenas personas. Ciudadanos y ciudadanas responsables, autónomas y felices.

Si yo he aprendido algo en mis ya muchos años de dar tumbos por la escuela es que, como cantara Violeta, lo que puede el sentimiento no lo ha podido el saber, ni el más claro proceder, ni el más ancho pensamiento.

A finales de los noventa, primeros años del siglo XXI, empezaba en este país nuestro una llegada (tildada de “masiva” por algunos media con claro afán de asustar)  de gentes de otros lugares del mundo. Las escuelas se empezaron a llenar de niños y niñas que hablaban otras lenguas, que tenían otras costumbres, … Nos pilló desprevenidos. Y yo, fiel a mi inconstancia, tuve la suerte de poder volver a cambiar de puesto. Me embarqué en los programas de atención a ese alumnado. Y los versos de Violeta me estallaron con violencia ante los ojos, los oidos, la piel…

Si un niño, una niña, siempre necesita afecto, imagina lo que necesita quien, acompañando a sus padres en la aventura vital de buscar un futuro mejor, acaba de perder su mundo de certezas cotidianas y aterriza lejos de su casa, de amigos y familiares, en una escuela que no lo/la comprende, donde no entiende la lengua, ni las costumbres, ni tiene amigos/as en los que apoyarse, ni puede mostrar cuanto vale, cuanto sabe,…

Integrado en el equipo de aproximadamente 300 profes de ATAL / Interculturalidad de Andalucía, esos niños y niñas fueron durante unos años el objetivo fundamental de mi trabajo. Que aprendieran la lengua, que se sintieran bien aquí, que se sintieran queridos, queridas. Y que el resto de la comunidad escolar se hiciera más permeable a los cambios que esta nueva situación comportaba, más “tolerante” (aunque el término no me termina de gustar). Conseguir que nuestros centros fueran lugares de encuentro, lugares donde quepan todos y todas: Difundiendo mi convencimiento de que lo que nos hace diferentes no es el lugar de donde venimos, ni la lengua que hablamos o la religión que profesamos, ni las ropas que usamos o que no usamos.

Somos diferentes porque cada persona es única e irrepetible, como dice la profe de Interculturalidad del Chaparral. Porque todas, todos, somos diferentes. Y ojalá fuéramos capaces de ir remando al mismo compás.

Así que uniendo lo uno con lo otro – mi camino hacia el EABE, mi paso por las ATAL y la necesidad de saber si la “derrota” es la correcta – me atrevo a compartir aquí este documental que he elaborado como ejemplo del esfuerzo titánico que estos chicos y chicas han realizado, realizan cada día, para labrarse un futuro, una identidad (que como todas es múltiple), orgullosos/as de sus raíces y perfectamente capaces y adaptados/as a su nueva situación.

Para afirmar que sentirse “queridos/as” en su paso por nuestras aulas les ayuda a superar las dificultades.

Espero que te agrade querido/a lector/a si es que existes. Y que me dejes tu comentario.

Mi agradecimiento a todas las personas que han hecho posible el video está expresado en los créditos finales y no los repetiré  en este post porque se haría interminable, aunque sí quiero especialmente mencionar al muy ilustre eabero @balhisay por su amabilidad al prestarme su cálida voz.