Mis Sombreros.

Un proverbio indio dice que para conocer a una persona (para juzgarla) hay que andar una milla con sus mocasines. Cuando viajo me encanta relacionarme, conocer gente y convivir, aunque evidentemente no me pongo sus zapatos. Sin embargo, sí he adquirido una costumbre, que ya casi es una manía: compro un gorro, una gorra, un sombrero, … de los que use la gente del lugar, de publicidad de algún producto, típicos/tópicos, de fiestas a las que acudo. Y los uso a menudo. Y los alterno. Debo ser de las pocas personas que todavía usan sombrero. De hecho conozco a muy pocas que lo hagan.

La verdad, todo hay que decirlo, es más una necesidad que un lujo. Estoy algo escaso de pelo, por decirlo suavemente, y en invierno paso frío y en verano se me tuesta la azotea. El tiempo marca a menudo la elección.  Pero también los utilizo según mi estado de ánimo, para recordar determinados lugares, paisajes y personas que he conocido. Quizás quien me lo regaló.

Mis sombreros me ayudan a mirar el mundo con otros ojos. El mundo es diferente desde debajo de cada sombrero.

Con el paso del tiempo he acumulado toda una colección. Llevaba tiempo dándole vueltas a la idea de mostrarla, de ponerla en algún sitio, y se me ha ocurrido que la red es el mejor lugar para mostrarla.

Puedes verla abajo. Y si ves que me falta alguno, dime donde debo buscarlo. Un sombrero bien vale un viaje.

Anuncios

Una respuesta a “Mis Sombreros.