Archivo mensual: enero 2013

I still got the blues… y ganas de rock and roll

dia-de-REYES-2013010 copiaOtro año ha terminado.

En España, país ¿monárquico? donde los haya, las navidades acaban el siete de enero, tras la visita de los Reyes Magos. Y las navidades son el final del año. O el principio. La vida es puro ciclo. Va y viene. Y yo con ella. Y por eso, tras un largo periodo de silencio, vengo a incordiarte con mis cosas, querido lector, querida lectora, si es que existes.

Trágicas circunstancias personales han hecho que para mí haya sido un año maldito. “Annus horribilis” dijo otra reina,  ni maga ni de oriente, justo hace 20 años. Curioso, un año tan redondo para España (Expo, Olimpiadas,…el 92).

El 12 se ha llevado tantas cosas. Tantas ilusiones. Tantos sueños rotos. Tantas esperanzas. Nos ha golpeado con tanta dureza. ¿Qué te voy a decir que no sepas ya? El paro, los recortes, la pérdida del Estado del Bienestar. Ya te han contado otros, con más fundamento del que pueda yo aportarte, como esta crisis-estafa está acabando con todo lo que hasta ahora conformaba las fronteras de nuestro mundo.

Nos engañó el PP para ganar las elecciones. Pasado un año se ha descubierto totalmente su juego. “Donde dije digo digo Diego y la culpa de todo es de Zapatero”.

En Andalucía teníamos grandes esperanzas en el gobierno de coalición y de momento, aunque hay ciertas diferencias con los gobiernos populares, no se distancian de la línea general de austericidio que nos acabará por asfixiar.

Gracias al espíritu aventurero que según quienes nos gobiernan tiene mi hijo mayor, he disfrutado unas navidades escocesas más que agradables. arde maldito arde vert copiaPero frías. Muy frías. He cruzado del 12 al 13  viviendo Hogmanay en plena calle, entre decenas de miles de personas – miles de españoles entre ellas – bajo una llovizna incesante, sin campanadas ni turrón.

Deslumbrado por el espectáculo de luz y sonido, a los pies del Castillo de una de las ciudades más bellas que he conocido, he visto prender fuego al año que se iba al estilo ancestral de los celtas. Y he gritado con todas mis fuerzas “ARDE MALDITO, ARDE”.

Escocia es preciosa, es un país fabuloso y lleno de oportunidades, excelente para pasar una temporada. Pero vivir allí para ganarse el pan de cada día es otro cantar. Tener la oportunidad de viajar y trabajar donde uno quiere es magnífico. Pero tener como única opción de futuro, a pesar de los años dedicados a formarte, la de ir a trabajar lejos del lugar y de las gentes con las que creciste, sin espectativas de poder regresar es durísimo. A pesar de ello nuestros jóvenes están demostrando su capacidad y coraje. Su salida del país está suponiendo una sangría de incalculables y dramáticas consecuencias para nuestro desarrollo. Afirmar que  no se marchan por culpa de la crisis sino por ansia de aventura es sencillamente una crueldad. Un mal chiste en boca de una desalmada.  Fantochada de una mala política. Memez de peor persona.

A la virgen del Rocío le pido, ateo yo, pero muy devota ella al parecer, que le conceda a nuestra ministra de empleo (y a todos sus colegas de gabinete) el privilegio de ir a vivir una aventura de varios lustros de duración como la que cientos de miles de jóvenes españoles están viviendo desde hace unos años. En las mismas condiciones que lo están haciendo ellos.

Al regresar a España la primera noticia que me encuentro es que el Sr. Rato también “emigra”. Ha fichado por Telefónica parece que por doscientos mil euros al año. Y el estallido de la red, indignada. Y me viene a la memoria que siendo él ministro de economía el gobierno de Aznar privatizó la compañía. Pagado queda el favor .

Se indigna la gente preguntándose cómo puede darse semejante premio a un tipo tan torpe, a quien hundió Bankia, a quien estando en el FMI ni vió venir la crisis, “ni se coscó” de nada.

Alguien escribió en Facebook que “Rato encima se creerá que es bueno en lo que hace“. Pero parece que los gestores de Telefónica no dudan de su capacidad. Por eso se lo llevan.

Veamos ¿Quién es capaz de realizar la siguiente proeza en tan poco tiempo?:

– Que desaparezcan de Bankia decenas de miles de millones de euros. Sin que se sepa, ni se explique cómo ni dónde han ido a parar. Aunque varios de esos millones han ido a los bolsillos de los gestores y consejeros delegados, cuyas nóminas eran más que generosas.

– Conseguir que la UE y el gobierno de España tengan como prioridad salvar a la entidad y reponer con dinero público los millones perdidos. Quitándolo de donde haga falta. Sin tocar el bolsillo de quienes los perdieron. Entrampando al país hasta límites insoportables. Asfixiando a los ciudadanos.

– Que la contrapartida exigida sea permitir a la entidad aligerar peso desahaciendose de  10.000 de sus empleados. Todo un récord entre las empresas españolas, que dicho sea de paso, son las que más empleo están destruyendo en el mundo.

– Y sin despeinarse. Sin perder la sonrisita. Brindando públicamente por los “logros” alcanzados. Y, lo más importante, sin consecuencias serias para ninguno de los miembros de esa selecta élite que se nombran entre ellos, que se forran a nuestra costa y que además nos dan recetas de cómo tenemos que vivir con el agua al cuello.

dia-de-REYES-2013012 copia

Parece como si un dios macabro hubiera puesto a los monstruos de nuestras peores pesadillas a cuidar de la infancia.

Gestores así son los que quieren las grandes multinacionales.  No quieren los beneficios para la empresa ni para los accionistas. El objetivo de crecer no es crear empleo y prosperidad… Quieren alguien capaz de promover el trasvase del dinero público a la entidad. Quieren alguien capaz de llenarle los bolsillos a ellos, a quienes las manejan. Y que lave bien los platos sucios. Y en eso parece que nuestro país tiene expertos muy bien cualificados, auténticos linces. Urdangarines o Ratos. Qué más les da si no saben de telefonía ni la mitad que cualquier estudiante de primero de carrera. Ellos tienen las llaves de las puertas tras las que se oculta el poder. Y eso es lo que se les paga.

Claro que Rato “le vale” a Telefónica lo que le van a pagar. Bueno, lo que al final le pagaremos entre todos. Y si no al tiempo.

Pero a pesar de todo. A pesar de Rato y de cuanto significa. De la crisis. De los recortes. Ayer amaneció un día espléndido. Y disfruté viendo a los abuelosdia-de-REYES-2013018 copia y abuelas que ocupaban los bancos del paseo y acaparaban todo el sol, que todavía es gratis. A mamás abnegadas acompañando a sus niños que estrenaban patines. Posiblemente este año los Reyes Magos no pudieron traer nada más. Y la sonrisa, impagable, de oreja a oreja, de una chiquilla pedaleando sobre una bici flamante, quién sabe con cuantos esfuerzos  encargada a Gaspar o Baltasar por ese padre que con paciencia infinita sujeta el sillín para que la hija vaya adquiriendo seguridad en sí misma.

dia-de-REYES-2013001 copiaLa nieve brillaba inmaculada sobre la  Sierra de Granada como fondo al paisaje playero, insólito para estas fechas, lleno de bañistas y niños que jugaban en bañador sobre la arena.

Y volví a comprobar que junto a la muerte camina la vida. Que la vida continúa con paso implacable, cruel a veces, pero tremendamente hermosa a pesar de los golpes. Y me olvidé de Rato, de Rajoy, de Rubalcaba y de todos ellos. Porque  a pesar de tanta basura saldremos adelante. Porque no entiendo como no se ha levantado ya una marea que arrase a toda esa inmundicia. Porque estoy convencido que cualquier día de estos va a empezar el rock and roll.

Mientras eso ocurre, siempre nos quedará el blues. Os propongo escuchar esta joya que reencontré hace poco en un mercadillo de segunda mano. Mi amigo Massimo haría una excelente labor de documentación en su blog. Yo me conformo con dejártelo oir. No es lo mismo escucharlo aquí que en mi viejo vinilo. Pero hace el apaño.

A mis hijos. Por valientes. Y a toda su generación.

Y a cuantas personas dedican su talento, su energía y su entusiasmo a labrarse un futuro en lugares alejados de aquel que los vió crecer. Lejos de sus amigos y amigas. Lejos de sus seres más queridos.

TICtiritero soy. Por los caminos ando y he conocido muchas.

En los últimos años son legión.

Anuncios