Archivo mensual: octubre 2013

Harto ya de estar harto ya me cansé

Buenas querido lector, querida lectora, si es que aún sigues esperando que yo escriba algo aquí. Gracias por tu paciencia.

He leido unas declaraciones de un artista catalán que me han movido a responderle. Lo primero que me vino a la cabeza fueron los versos de un viejo tema de mi admirado Serrat: “no me siento extranjero en ningún lugar …”
Y sin embargo Albert Pla quiere que allí, justo en la tierra de Serrat yo me sienta extranjero.

Ea, pues harto de ya de estar harto de leer memeces de uno y otro color, y sin que sirva de precedente, aquí está mi respuesta:

Ciertamente hay cosas que a mí también me hacen avergonzarme de ser español. Pero amigo mío esas cosas no son exclusivas de los españoles de fuera de Cataluña. Tenemos tanto en común, mal que te pese, que lo que te produce asco a ti de lo español también lo tenéis en Cataluña.

Muchos catalanes son tan magnífica gente como muchos no catalanes. Muchos catalanes son tan hijosdeputa como muchos no catalanes. Y muchos lo son mucho más que otros dentro y fuera de uno y otro país. No sabría decirte en que lado hay más. Tú mismo demuestras ser un gran cabrón (en el sentido de mala persona, no me vayas a interpretar mal) al desear que la gente de Gijón sufra lo que dices que vosotros sufrís.

Alguien con una visión más limpia, menos nublada por el odio y el rencor, desearía lo contrario.

Amigo, veo que confundes pueblos con gobiernos. Ciudadanos con gobernantes. Y en tu error de principio radica tu respuesta visceral hacia toda una población que sufre lo mismo que tú. En Cataluña, en Bilbao, en cualquier aldea gallega, en la misma capital del reino, en el más recóndito rincón andaluz, extremeño o manchego.

Yo no quiero una Cataluña independiente, ni una Andalucía independiente, ni una Mancha independiente … Yo quiero ciudadanías independientes capaces de gobernarse y de controlar a sus gobernantes. Yo quiero gente libre que vive y se relaciona en paz. Siendo cada uno lo que es. Respetando al otro por lo que es. Compartiendo un código ético y social basado en el respeto muto. En la solidaridad. En la igualdad. En la lucha contra la injusticia. Sin fronteras artificiales.

A mi lo que me dan asco, amigo Pla, son las banderas excluyentes, los sentimientos de superioridad de unos pueblos frente a otros, los engreídos que se creen más que los demás, los hijosdeputa que piensan que pueden insultar a toda una población porque no son “de los suyos” y que sólo ven bondades en “su tribu”.

Amigo, es una pena que gente creativa se alinee con planteamientos que la historia demuestra que tienen su camino bien marcado hacia la destrucción mutua.

A mí no me da asco Cataluña. Ni tan siquiera tú me das asco, sólo me provocas pena. A mí me dan asco algunas actitudes de algunos catalanes. Y de algunos no catalanes. No creas que tu actitud se diferencia ni un milímetro de las que defiende la derechona española más rancia. Es más, no sois nada los unos sin los otros. Sois la cara y la cruz de una misma moneda. Sólo que ambos bandos os disputáis el papel de cara o de cruz según os convenga.

A mí me da asco todo lo que representa esa moneda. Ambos lados. La cara y la cruz. Tu actitud y la de los otros.

Algún día estallarán quienes os sufren, a unos y a otros.

Yo de momento me conformo con lanzar esa moneda hacia atrás, al pozo sin fondo de mis deseos. Y le pido a los dioses no volver a encontrármela, y que os fulmine. Que desaparezcáis. Que nos dejéis vivir tranquilos. Catalanistas, Españolistas y todos los naZionalistas que os creéis el ombligo del mundo.

Y sigo mi camino, tictiritero soy, con los versos de Serrat: Y para no olvidarme de lo que fuí, mi patria y mi guitarra las llevo en mí. Una es fuerte y es fiel, la otra un papel.

Y ya sabemos tú y yo amigo Plà, que nada más fuerte y más fiel para un artista  que su guitarra.

Lo otro… un papel.

Anuncios